Alguien me arreglará este magnetófono

Necesito un mecánico

que me arregle este objeto,

que archive mis palabras,

como el oficinista documentos,

para guardar mi voz,

y mi verso.

Y que un día los descubra

el escudriñador,

el deshacendado,

el bohemio.

Y al pulsar una tecla,

mis palabras grabadas,

al oyente lejano

le lleven lo que siento.

Y el recuerdo del artesano

que arregló el objeto

para guardar mis versos.

Los versos de un poeta pobre.

Los versos de un poeta

sin rima y sin premios.

Anuncios