A Jorge Tera Romero

A Jorge Tera  Romero, maestro que fue de este pueblo y que en cierta ocasión, hace ya muchos años, venía a la escuela armado con una escopeta y muy preocupado, porque un convecino suyo, apodado Gachas, le había amenazado con  matarlo durante una reunión en la cooperativa. En la escuela apenas hablaba, pensando siempre en la promesa que su convecino Gachas le había hecho. Obsesionado con la idea de que  de cualquier olivo, de cualquier alcantarilla, podría salir Gachas con su escopeta, y poner punto final a su existencia.Lo veía tan preocupado, tan obsesionado, por algo que a nadie nos preocupaba,  ya que a todos nos parecía impensable, y tratando de quitarle hierro a aquello, en la escuela, y durante el recreo, escribí estos versos que a continuación copio.

En la villa de Granátula,

con motivo de las cuentas,

que hace en la cooperativa,

un honesto secretario

que por nombre tiene Jorge,

y que Tera se apellida,

ha surgido una disputa

pintoresca y divertida.

No sé, si es cosa de aceite,

o si es cosa de familia.

El  caso es,  que otro

en  Granátula,

con ya su vida cumplida,

dice: que a Jorge se carga.

Que su vida está perdida.

Y se acuerda de las gachas,

aunque sólo vea la harina.

Y,  aquí tenemos a Jorge,

toda su tragedia encima,

con Gachas en la cabeza,

aunque coma otra comida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s