Lo expulsaron por traidor. Los celos, son una desptreciable enfermedad.

Pensando que les vendía

preciadas  informaciones,

y daba a la oposición,

la correcta información

de los asuntos tratados,

todos juntos  acordaron,

expulsarlo por traidor.

Y aquí está mi conclusión:

que pague su desventura.

Querer con todos estar,

es algo muy socorrido.

Y si se encuentra dolido,

con su pan se lo comió.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s