La lluvia

Vacío el mostrador,

 el barista cansado.

Se oye sobre una mesa

 el rodar de unos dados.

Las lunas empañadas,

y frente a mí…caballos.

La lluvia baja ajena

de cielos y tejados.

Sola y limpia la calle,

borbotonea el agua

con un sonido claro,

 que de pronto lo rompen

 pasos acelerados.

 Vacío el mostrador,

en el cuadro de enfrente

galopan los caballos,

 y en la mesa del fondo

 entre voces y risas

 aburridos clientes,

 hacen rodar los dados.

Anuncios

Una respuesta a La lluvia

  1. Manuel Mejía dijo:

    Me gusta en parte, ya que comienza con estructura de ROMANCE y el fondo tiene cierto lirismo, pero luego se pierde durante la trayectoria del escrito respecto a la rima y eso ya le resta mucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s