La niebla

Ha llegado la niebla

sobre el suelo escarchado,

y lo ha cubierto todo

con su frío sudario.

Ha borrado los cerros,

Niebla en los cerros

ha borrado los llanos,

ha borrado caminos, 

ha borrado el poblado.

Sólo se oyen los ruidos.

Nos sorprenden de pronto

esos ruidos cercanos,

el sonar de una esquila

de un no visto ganado,

golpes de un leñador,

el volar de unos pájaros.

Jadeante run-run

de un camión solitario,

la voz de la campana,

que a muerto

está tocando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s