La escuela

Los árboles desnudos,

 en el  suelo las ramas.

Pian….pian los pájaros

que han perdido su casa

En la calle desierta

el aire entre las ramas.

La cruza una mujer

 que contempla extrañada

 como dos concejales

se increpan y se enzarzan.

Contemplo indiferente

 su disputa. Hojarasca,

son pequeños los golpes

y fuertes las palabras.

Vuelvo a mirar los troncos

donde faltan las ramas.

Pienso,  la primavera

ya no verá sus ramas,

ni habrá nidos, ni pájaros,

 ni flores perfumadas.

Y me duele la escuela

 al ser tan mal tratada.

Los árboles tan secos,

sin hojas y sin ramas.

Y en las tardes de mayo,

 cuando el calor abrasa

¿Dónde esperan los chicos

qué las puertas le abran?

Anuncios