Desde mi ventana

Oscuro está el día,

triste se ve el campo.

Oscuros y grises

se ven los tejados.

Desde la ventana

que alumbra mi cuarto,

veo tejas grises

y tristes los pájaros.

En la lejanía,

invitando al llanto,

escuálida y seca,

la copa de un árbol.

Pardas las paredes,

corralones pardos,

montones de leña

junto a los tejados.

En un caballete,

con grandes maullidos

se increpan dos gatos.

Y en este silencio

que inunda mi cuarto,

los ruidos que se oyen,

son quejas,  o llantos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s