A un conservador

Su autoridad, patriarcal,

su filosofía… simplista,

y su moral… egoísta.

Su vida sin gran quehacer, 

 amistad, no la concibe.

lo demas…

guerra, caza, y los hechos

qué oyó contar en tertulia,

ya que leer,  nunca lee,

escribe, sólo a sus hijos,

ama sólo a su mujer.

La ley…

con un puntapié la obsequia,

cuando de caza se trata,

y sin embargo la trata

como a matrona intocable,

cuando de autoridad hable,

y de propiedad también.

Su pasión, el chocolate.

Con él, sí que se recrea.

Le da vueltas, lo menea,

y con parsimonia suma,

va llenando, una tras una,

las tazas, que engulle

con gran placer.

Y enfurecido se muestra,

si celebrando una fiesta,

con  sus sobrinos se encuentra,

en su casa armando gresca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s