A los asistentes de un cumpleaños

Para poder celebrar

con solemne orquestación

la fiesta o celebración

de su feliz nacimiento,

fue y reunió en un salón

de su viejo caserón,

a todo el Ayuntamiento.

La fiesta fue la ocasión

para esta gran reunión,

que por propia información

tuvo una gran duración.

Hubo mitin o sermón

de un concejal ilustrado,

y hubo entre queso y jamón,

pan moreno y salchichón,

vino y gran animación.

Y me atrevería a afirmar,

que en tanta solemnidad,

no se pudo descartar,

una broma ocasional,

ajena o coyuntural,

que fuera a relacionar

la alegría y lo tomado,

e hiciera subir el grado

de lo que allí se trató.

Ya que tan tarde acabó,

algo pues aconteció.

Algo pues quedó olvidado,

algo que mi información,

fielmente no reflejó,

y que me deja mosqueado,

con lo que allí sucedió.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s